miércoles, 12 de noviembre de 2014

Chocolate whoopies con Lékué

Cuando planifiqué el traslado a Alemania dejé casi todo lo que tengo de repostería dentro de una caja en el sótano de mi abuela: todos los libros, mis cortadores de galletas y fondant, mi amasadora de vaso... por temas de espacio dentro del coche decidí que lo mejor era dejarlo todo allí y, si más adelante tengo la ocasión, traérmelo para acá. Pero, de las pocas cositas relacionadas con la repostería que decidí traerme a Alemania en la lista estaban: los regalitos que me hicieron desde Lékué y dos paquetitos de preparados, uno de galletas y otro de whoopies (lo sé, muy mal! no se usan paquetitos de preparados, pero los compré del Aldi para ver que tal estaban y nos los iba a tirar, que me daba mucha pena!)




Me quedé ultra mega super sorprendida cuando Lékué me ofreció la oportunidad de pedir algunos de sus productos para usarlos con mis recetas, mis ojos no podían desorbitarse más ( OH DIOS MIO!!!, ¿¿Y QUE PIDO??). Les mandé un correo electrónico diciéndoles cuales de sus artículos me parecían más interesantes para hacer recetas (los gofres de silicona sino recuerdo mal) y que me mandaran el artículo que ellos prefirieran. Y cuan grata fue mi sorpresa al leer el correo que me mandaron: me iban a enviar un popurrí de sus productos .... AAAAAHHHH!!!!!


De eso hace ya unos cuantos meses, y desgraciadamente, entre el traslado, el papeleo, dejar el curro que tenia, embalarlo todo y venirme aquí, no he podido sacar de la caja donde lo tenía todo guardado hasta ahora.


Ya que tenía el preparado de Whoopies pensé que lo mejor sería empezar por ahí, usando el kit para whoopies, que me habían mandado y que viene con un tapete especial de silicona, el Decomax y un recetario muy útil.


El Decomax me vino genial ya que no me traje mangas pasteleras, y es como una supermanga pero de silicona.
Como es de silicona siempre es mejor lavarlo todo antes de usarlo y dejarlo secar al aire (cualquier producto de silicona tiene tendencia a "atrapar" cualquier tipo de suciedad. Incluso lavándolo, dejándolo secar al aire y sin tocar ningún trapo, se pueden observar los pequeños puntitos de polvo en las fotos del tapete!!) Tiene 6 tipos de boquillas diferentes en su interior para poder hacer diferentes decoraciones, una vez terminas de usarlo, lo lavas todo, metes las boquillas en su interior, lo cierras bien y listo! Ocupa muy poco espacio.


Os recomiendo no llenar del todo el Decomax, yo no lo hice y tuve un pequeño problema "explosivo" jejejeje, la masa que preparé para los whoopies es muy pastosa, se pegaba a las paredes del Decomax y hacía vacío, no deja pasar el aire hacia el interior, así que por algún lado tiene que salir la masa para que entre el aire, y fue por la tapa!! jajajjaa La tapa hizo "pop" y se levantó, y empezó a salir la masa por ahí, no hubo heridos! todos tranquilos! Nos chuperreteamos los dedos, nos lavamos las manos y seguimos al lío!


Si os fijáis el tapete tiene dos marcas, son la guía para hacer el whoopie, la pequeña es la que tienes que rellenar, y la grande es cómo quedarán después del horneado ... mi guía no está muy bien que digamos, así que me salieron whoopies gigantes de chocolate!! ñaaaaaam!!
Después de hornerar los whoopies estos de despegaron sin ninguna dificultad del tapete (no lo engrasé precisamente para comprobar si se quedaban pegados y no, con una espátula los quité sin ninguna dificultad)
Como os comentaba la masa es un preparado que compré, pero el relleno es ganaché de chocolate casero de verdad!

Ganaché de chocolate para el relleno
Ingredientes:
100ml de nata líquida
50g de chocolate negro fondant

Preparación:
-Calentamos la nata en un cazo al fuego sin dejar que llegue a hervir. Retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado y removemos hasta que la mezcla sea uniforme y no queden trocitos de chocolate sin derretir, dejamos enfriar.

Una vez esté frío el ganaché podemos rellenar los whoopies: ponemos una pequeña porción del relleno en una de las dos partes del whoopie y tapamos con la otra (como un bocadillo), podemos usar una manga pastelera, una cuchara ... yo usé el Decomax con la boquilla de 8 puntas.
Podemos espolvorear azúcar glas por encima, y ya tenemos listos nuestros whoopies!


PD: El preparado del Aldi no está nada mal (para ser un preparado), la próxima receta será casera 100%, visto lo fácil que es hacer estos whoopies.
Si quieres conocer más cosas acerca de los whoopies, pásate por la sección ¿Qué significa ...? Y mucho más


Un besote a tod@s!!

Sandra

4 comentarios:

  1. que buena pinta que tienen ¡¡¡¡ muchas gracias por el aviso ¡¡¡ le deje un comentario en el blog ,que caradura tiene la gente ,besazos

    ResponderEliminar
  2. Primera vez que veo unos whoopie, sería súper hacerlos de colores , aquí te dejo unos consejos

    ResponderEliminar